23 abril, 2024
Notas Obreras

PUBLICACIÓN MARXISTA EN LA RED

Política nacional

Dos candidatos, el mismo programa, la misma entrega

Por Alfonso Hernández[*]

El 21 de junio los colombianos tendrán que escoger para presidente entre Horacio Serpa, candidato del gobierno de Samper y del Partido Liberal, y Andrés Pastrana, vocero del Partido Conservador y de un nutrido grupo de gaviristas. Aunque el delfín azul cuenta con la predilección de Washington, los dos han dado pruebas fehacientes de que están dispuestos a cumplir los dictados colonialistas de los Estados Unidos. Los comicios del 31 de mayo derrotaron, por lo pronto, las aspiraciones de Noemí Sanín, ex funcionaria de los últimos cuatro gobiernos y líder de un movimiento que quiere tomar distancia de los partidos tradicionales para defender novedosas propuestas financiadas por los mandamases de siempre; y un exiguo número de sufragantes apoyó el programa de orden del general Harold Bedoya.

Rabietas y piruetas del candidato Presidente

Por Alfonso Hernández
Una vez negociado el reparto del botín burocrático, la Comisión Primera del Senado aprobó por mayoría —conformada por uribistas y conservadores— el proyecto de reforma constitucional que busca abrirle paso a la reelección de Uribe. Éste, proclamado adalid de la lucha contra el clientelismo y la politiquería, no tuvo empacho alguno, luego de que la bancada goda ventilara en público sus apetencias, en ofrecerle como pago la Vicepresidencia, algunas carteras, los organismos de control o numerosos cargos diplomáticos.

El gobierno de Samper: ruina y felonía

Por Alfonso Hernández[*]

Colombia entró penosamente en el cuarto año de la presidencia de Ernesto Samper. Éste no sólo ha desvencijado la capacidad productiva del país, también hizo jirones su soberanía. Hay quienes dicen que mostró un gran aguante ante la acometida norteamericana, pues se mantiene en el cargo. No carecen de razón. Durante cerca de tres años el presidente viene soportando, sin una protesta, sin un gesto de dignidad, los oprobios con los que lo cubren los emisarios de la Casa Blanca. No renuncia porque apacigua a sus amos entregando día tras día el patrimonio material y moral de la república.

Fujiuribismo

Por Alfonso Hernández

La única cura posible para los males que aquejan a Colombia es la prolongación perpetua del mandato de Álvaro Uribe, así lo prescribió el asesor presidencial Fabio Echeverri en la entrevista concedida a Yamid Amad, el domingo pasado. Dijo que sólo hay que convocar al pueblo para que abra campo a la reforma constitucional pertinente y anunció la formación de un partido cuyo credo y norma de conducta serán la voluntad del aspirante al trono. De ser necesario, el Congreso será sometido mediante la recolección de firmas, y las banderías políticas que no acaten enfrentarán la furia del bando de los “pura sangre”, apelativo que tiene al menos dos significados.

Crónica de una falacia

La democracia participativa

Por Alejandro Torres

Desde hace más de una década el país asiste al auge de la llamada democracia participativa; en su nombre se revocan mandatos, se impulsan referendos, se efectúan plebiscitos, se hacen privatizaciones, se viola la ley, se aupa el federalismo. El invento, que corre parejo con la apertura, va contra el interés nacional, e integra la superestructura ideológica, jurídica y política de la recolonización de Colombia.

Los quindianos se unen y combaten por sus derechos

Por Alejandro Torres y Guillermo Alberto Arévalo[*] Recorrer los escombros de los pujantes municipios y veredas del departamento del Quindío arruga el corazón. Hay tantas fachadas de viviendas sostenidas por palos de guadua, al lado de las que se derrumbaron definitivamente, de las que medio sostuvieron un precario tejado, de las que aplastaron vidas. La […]

¡Está servido, su majestad!

Estados Unidos, so pretexto del combate al narcotráfico, ha venido aceitando toda su maquinaría intervencionista. Sus imposiciones se agigantan y cubren los más disímiles campos

Por Esperanza Lozano Castillo[*]

En cumplimiento de la agenda Frechette, la Comisión Primera del Senado acaba de aprobar la extradición de colombianos para ser juzgados en el exterior, de hecho en los Estados Unidos. Los señores Samper y Serpa, dejando a un lado las actitudes remolonas, apremian al parlamento a obedecer las órdenes imperiales. El ministro del Interior, antes de dejar el cargo para lanzarse a la campaña presidencial, se afana por mostrarle al gobierno norteamericano que tiene en él a otro obsecuente servidor. Ya lo había demostrado cuando llamó al Congreso a dejar de lado todo escrúpulo jurídico para aprobar la ley de extinción de dominio. Desde luego, el proyecto se discute en medio de la vocinglería de los grupos monopolistas que claman porque se apruebe lo que sea con tal de satisfacer al Tío Sam.

La novísima regresión del derecho

Por Esperanza Lozano Castillo[*]

Con el pretexto de combatir la delincuencia organizada, los tres últimos gobiernos han venido barriendo de nuestra legislación hasta los vestigios del derecho democrático burgués. Ante los apremios de los Estados Unidos y las borrascas de prensa, se ha trastocado toda la normatividad jurídica existente por una moralizante, hecha adhoc.

Dividir para reinar

Por Francisco Cabrera[*]

Hace trámite en el Congreso el proyecto de Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial, que de ser aprobado, será el más antipatriótico de los desarrollos derivados de la Constitución de 1991, pues conducirá a la división de la República, en un momento en el que es necesario defender la más férrea unidad frente a los embates recolonizadores del inmenso poder unipolar del imperialismo yanqui. Ya el gobierno de Samper comenzó a diluir nuestras fronteras al promulgar la Ley 191 de 1995, creando en esas regiones un régimen similar al de las zonas francas, que en este caso serán compartidas con las naciones vecinas, brindando mayores ventajas al saqueo de las multinacionales.

Estados Unidos Blande el garrote contra Colombia

Por Alfonso Hernández[*]

El pasado 1° de marzo el gobierno de Clinton anunció su condena a la gestión antidrogas de Colombia durante 1995. Su actitud hostil demuestra, una vez más, que la Casa Blanca está urdiendo un plan perverso contra nuestra nación.