25 junio, 2024
Notas Obreras

PUBLICACIÓN MARXISTA EN LA RED

Salud y seguridad social

A levantarse contra los decretos criminales de la Emergencia Social

El gobierno declaró, mediante el decreto 4975 del 29 de diciembre de 2009, la Emergencia Social para adoptar de manera expedita medidas que le permitan garantizar abultadas utilidades a las empresas que se lucran con el negocio de la salud.

Emergencia social: más tributos, menos salud

 

Por Alfonso Hernández

 

La noticia  de que el Presidente declarará la emergencia social por la crisis del sistema de salud, más que el reconocimiento tardío de esta  grave situación, constituye un anuncio de nuevas desmejoras y mayores tributos. Pretextando que va a cumplir la sentencia de la Corte Constitucional que dispuso que los regímenes  contributivo y subsidiado deben tener los mismos beneficios, y  la promesa de alcanzar el cubrimiento de toda la población, el mandatario prepara una nueva reforma tributaria para los entes territoriales y la exclusión de varias enfermedades, que no serán atendidas por las EPS ni su tratamiento sufragado por el Fosyga, Fondo de Solidaridad y Garantía, sino costeado por los afligidos, si cuentan con los recursos necesarios.

¡Todos a apoyar la huelga del hospital San Juan de Dios de Zipaquirá!

Este 11 noviembre, los trabajadores del hospital San Juan de Dios de Zipaquirá iniciaron un paro general con el propósito de impedir la liquidación de la entidad. La inmensa mayoría del personal, con el apoyo de un nutrido grupo de usuarios, dio comienzo a la huelga en las horas de la madrugada y, exceptuando las urgencias, se suspendió la prestación de todos los servicios. Mientras que muchos funcionarios mantenían el control sobre las diferentes puertas de acceso, centenares marcharon a la Alcaldía municipal a entonar consignas contra la desalmada política de feriar las instituciones de salud.

La conspiración del gobernador Andrés González contra los hospitales públicos

Por Patricia García y Alfonso Hernández

Con el afán de entregar el hospital San Juan de Dios de Zipaquirá a los buitres financieros, el gobernador Andrés González dice basarse en un “estudio”1, de esos de conclusión anticipada, que sólo encontró un argumento: los deudores no le pagan la cartera al San Juan de Dios y, por ello, hay que liquidarlo. La celada quedó en evidencia, pues los mayores deudores son la propia Gobernación, con más de dos mil millones de pesos, y las EPS, morosas con más de cinco mil millones de pesos que, no obstante, buscan adueñarse del negocio.

Zipaquirá se levanta en defensa de su hospital

Por Patricia García

El pasado jueves 24 de septiembre, más de mil personas desfilaron por las calles principales del municipio de Zipaquirá para exigir que el Hospital San Juan de Dios no se reestructure ni liquide. Con pancartas que denunciaban la política privatizadora de Álvaro Uribe y del gobernador Andrés González, marcharon los trabajadores de las distintas secciones de esa entidad: médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería, personal de laboratorio y de la planta administrativa. También participaron delegaciones de los municipios vecinos Nemocón, Ubaté, Pacho y Cogua, y de los barrios Altamira, Samaria, Bolívar 83, San Juanito, San Carlos, Centro, Prado, Cedrales y otros muchos.

Los niños mueren mientras la leche se derrama

Me duele este niño hambriento
como una grandiosa espina,
y su vivir ceniciento
revuelve mi alma de encina.
Miguel Hernández [1]

Por Isabella Coronado

Hace pocos días los medios de comunicación informaron acerca de la muerte por desnutrición de un bebé de once meses de la etnia Kogui, que habita en la Sierra Nevada de Santa Marta.

Gripa porcina, ¿contagiada de intereses?

Muchos expertos cuestionaron la decisión de la Organización Mundial de la Salud, OMS, de elevar a nivel 5 la alerta ante el virus A/H1N1, más ahora que se declara la pandemia, el nivel 6.

En salud y pensiones ¿Quién pierde y quién gana?

Por Francisco Cabrera

La crisis tiene nombre: Ley 100

El país padece un verdadero desastre en la salud, originado en el sistema creado por la Ley 100 de 1993 —cuyo ponente fue Álvaro Uribe— que convirtió este servicio en un jugoso negocio del capital financiero. Son algunas de las manifestaciones de esta calamidad nacional: la mitad de los colombianos carece de acceso a servicios médicos, altos índices de mortalidad infantil, epidemias que se creían controladas, quiebra de la red hospitalaria pública, mala calidad en la atención, alto costo de los medicamentos, robo de millonarios recursos por las ARS y las EPS. Todos estos hechos son hoy una preocupación colectiva y los maestros deben tomar parte activa en el debate nacional que se ha abierto al respecto.

¿Quién se beneficia con la crisis de la salud?

Por Francisco Cabrera

¡Vivir para ver! Al candidato presidente, Álvaro Uribe, el mismo que sirvió de ponente de la nefasta Ley 100 cuando era senador en tiempos de Gaviria, le acaba de estallar en sus propias manos la peor crisis de que se tenga noticia en el sistema de salud y seguridad social. La quiebra de la red hospitalaria pública no tiene antecedentes, las Administradoras del Régimen Subsidiado, ARS, y la corrupción que allí anida se devoran los dineros para la salud, mientras se priva de ella a 20 millones de personas, y las reservas para cancelar las mesadas pensionales del Seguro social se han agotado…

Política letal

Con la misma argucia que se utilizara para imponer la Ley 100, es decir, la de ampliar la cobertura a las capas más empobrecidas, el gobierno menoscaba el POS y eleva las cuotas moderadoras y los copagos.