3 diciembre, 2022
Notas Obreras

PUBLICACIÓN MARXISTA EN LA RED

Tag: Obama

El TLC con Colombia y la gira de Obama por América Latina: asegurando el patio trasero (II)

Del repaso de los acontecimientos relacionados con el impulso al TLC con Colombia y el viaje de Obama al sur del continente se desprende que la superpotencia occidental está urgida por apretarle el dogal a su retaguardia estratégica.

Washington causa y saca provecho de la tragedia tunecina

El más astuto de los poderes neocoloniales saca partido de una crisis que se originó en la aplicación de sus políticas de saqueo, de un levantamiento que no tiene esencialmente causas diferentes a las que sacuden a Grecia, Irlanda, Francia, Colombia y a las que dieron lugar a la debacle del subprime.

Tejemanejes en el camino de la sucesión

La clase obrera debe afirmar su convicción de que nada beneficioso para ella puede esperar de los tejemanejes que se urden por lo alto y que su suerte depende, no sólo de su organización y de su brega cotidiana, sino también, de su capacidad para desenmascarar a los apuntaladores del régimen de esclavitud prevaleciente.

El fallo de la Corte: la “encrucijada del alma” se definió en Washington

Todos a una, reeleccionistas y anti reeleccionistas, se deshicieron en rendidas protestas de respeto a la sentencia y a los sentenciadores. Desde los más furibundos uribistas hasta los más enconados opositores adujeron que las instituciones salían indemnes de la crucial prueba.

Obama y la metamorfosis kafkiana de la izquierda polista

Por Alfonso Hernández

El pasado 31 octubre, el ex candidato presidencial del Polo Democrático Carlos Gaviria Díaz publicó en el diario El Tiempo una columna titulada Obama y Kafka, en la que comenta el hecho de que al presidente de los Estados Unidos se le haya otorgado el Nobel de Paz, lo que provocó burla y sorpresa, pues el mismo Obama reconoció que no ha llevado a cabo nada para merecerlo. No le falta razón: desde que asumió el mando se ha dedicado a recrudecer el ataque a Afganistán, mantener la agresión al pueblo de Irak, devastar Pakistán y pisotear América Latina, entre otras andanzas belicosas. No obstante, el ex magistrado encuentra sapiencia en el despropósito y diserta que los jurados de Oslo “han invertido, con prudencia y tino, el orden del proceso causal: asignarle el premio para comprometerlo con efectivas políticas de paz que lo justifiquen”. Todo un descubrimiento para convertir a los genocidas en abnegados benefactores de la humanidad. Lástima que a Hitler no se le hubiera concedido una presea; el siglo XX se hubiera evitado muchos horrores.

Ganancia de los bancos; miseria de las naciones

Por Alfonso Hernández

Algunos de los más grandes bancos del mundo dieron a conocer fabulosas utilidades de comienzos de este año; por ejemplo, Goldman Sachs obtuvo cerca de tres mil quinientos millones de dólares en el segundo trimestre, y unos ingresos de 13.800 millones en el primer semestre. Otras entidades, como el Deusche Bank, figuran también entre los que presentan enormes beneficios.[1] Al mismo tiempo, los mercados bursátiles incrementan sus índices de negocios, por lo cual algunos economistas afirman que ya se ve luz al final del túnel.

Otras son las cifras de la economía real. Por ejemplo, el producto interno bruto de los Estados Unidos ha venido cayendo dramáticamente. En el último trimestre del año pasado declinó a una tasa anual de 6,3% y entre enero y marzo del presente, la caída fue de 6,1%. El desempleo se ha incrementado hasta 9.5%; más de seis millones de trabajadores han perdido el puesto desde que empezó la recesión.

La política belicosa de Obama

Por Graciela Peña

Manejando una política de doble faz, el nuevo inquilino de la Casa Blanca, en escasos seis meses de gobierno, ya ha desencantando a muchos de quienes en algún momento pensaron que su gobierno marcaría diferencias no solo de estilo con su antecesor. Promesas como cerrar la prisión Bahía de Guantánamo en Cuba, retirarse de Irak, o renunciar al uso de la tortura, despertaron optimismo  y esperanza en personas cansadas de los ocho agobiantes años de la Administración Bush.

Para celebrar el bicentenario de la Independencia, Uribe entrega el territorio colombiano a las tropas gringas

Por Alfonso Hernández

En momentos en que el país se dispone a celebrar el segundo centenario de las gestas que hermanaron a los pueblos de la América Latina en la brega contra el avasallamiento ibérico y que condujeron, luego de la derrota de las huestes invasoras encabezadas por el Pacificador Pablo Morillo, al fin de la dominación española sobre nuestra tierra, Álvaro Uribe se apresta a cometer la más alta traición a la soberanía nacional y el ataque más alevoso a la confraternidad y concordia de los pueblos de América: entregará cinco bases militares para que tropas de Estados Unidos operen a sus anchas, no solamente contra los nacionales colombianos, sino también contra cualquier país de América e incluso de África.[1]

Golpe militar en Honduras

Obama tira la piedra y esconde la mano

Por Alfonso Hernández

El pasado domingo 28 de junio, en horas de la madrugada, tropas del ejército asaltaron la residencia del presidente de la República de Honduras, Manuel Zelaya Rosales. Después de desarmar a la guardia, procedieron a secuestrar al mandatario, a quien luego expulsaron del país y dejaron en Costa Rica. Los golpistas suspendieron todas las emisiones de radio y televisión y cortaron la energía eléctrica con el claro propósito de aislar a los ciudadanos hondureños del mundo.

Una vez sabida la noticia, obviamente, todas las miradas se dirigieron a Washington. En la reunión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, el embajador de Honduras, Carlos Sosa, destacó la semejanza de este asalto con los llevados a cabo, bajo el patrocinio de los Estados Unidos, contra los gobiernos de Jacobo Arbenz en Guatemala y de Salvador Allende en Chile. Por su parte, el embajador de Venezuela, Roy Chaderton, denunció las actividades antigubernamentales en Honduras de Otto Reich, alto funcionario de la secretaría de Estado en los años ochentas y, como tal, promotor de los Contras de Centroamérica, y, posteriormente, embajador en Venezuela, cargo desde el cual promovió, en 2002, el golpe de estado contra Hugo Chávez Frías. Además, en la primera rueda de prensa en suelo costarricense, Manuel Zelaya, conocedor de la obsecuencia de los chafarotes de su país con el Pentágono, sostuvo que si el golpe no tenía el respaldo de los Estados Unidos no se sostendría ni siquiera 48 horas.