El gobierno de Iván Duque se propone arrasar el derecho a pensionarse dignamente:

  • Que haya pensiones inferiores al salario mínimo.
  • Aumentar la edad de hombres y mujeres para pensionarse.
  • Liquidar la pensión por el promedio salarial de los últimos veinte años o de toda la vida laboral, no como ahora que se promedia el pago de los últimos diez años.
  • Bajar la pensión a un 20% o máximo un 40% del último salario; hoy en Colpensiones es del 65% de este.
  • Obligar a todos los cotizantes de más de un salario mínimo a pasarse a los fondos privados de pensiones, que son una estafa a los trabajadores.
  • Reducir al mínimo las pensiones de los profesionales, técnicos y otros sectores medios.
  • Subir las cotizaciones y aumentar las semanas.
En materia laboral el gobierno busca:
  • Desmejorar más el contrato, imponiendo el trabajo por horas sin prestaciones, sin ninguna estabilidad ni indemnización por despido.
  • Formalizar salarios inferiores al mínimo. Quienes tengan este tipo de contrato no obtendrán pensión, sino quizás un beneficio económico periódico de unos cuarenta mil pesos mensuales.
  • Acabar la estabilidad laboral reforzada facilitando el despido de quienes padecen alguna enfermedad o restricción laboral por causas de salud (Circular 049 Ministerio de Trabajo).

En materia de salud el gobierno pretende:

  • Disminuir los subsidios y obligar a la inmensa mayoría a pagar por el pésimo servicio de salud que hoy se presta.
  • Aumentar el cobro de cuotas moderadoras y copagos, cobrar por citas con especialistas, exámenes diagnósticos, medicamentos, etc.
  • Modificar la legislación para que la gente no pueda acudir a la tutela para reclamar ser atendido.
  • Fortalecer el negocio de quienes trafican con la salud, las EPS.

Para enfrentar tan lesivos ataques al bienestar y a los derechos de los trabajadores,

Llamamos:

  • A todos los asalariados a ponerse en pie de lucha para rechazar esas perjudiciales reformas.
  • A los dirigentes sindicales y populares, a quienes batallan por preservar el medio ambiente, a quienes defienden la vida y los derechos de los líderes sociales, a los pensionados y a sus organizaciones, a los jóvenes, trabajadores y estudiantes a informarse sobre las reformas mencionadas y a explicárselas a sus bases.
  • A las centrales obreras a que se pongan sin pérdida de tiempo a denunciar estos nuevos y graves atropellos y a preparar una gran lucha que logre dar al traste con tan nefastos propósitos oficiales. El primer deber de un dirigente sindical en la hora presente consiste en ponerse al frente de la lucha para impedir que la reforma pensional arruine el futuro de los trabajadores, en rechazar que el contrato laboral sea más desventajoso y que el servicio de salud sea más precario y costoso. Si se impone la reforma propuesta, se golpeará aún más el derecho a sindicalizarse. El día de mañana las bases de trabajadores juzgarán a quienes no hayan cumplido con este deber sagrado con los intereses del pueblo.
  • A que todas las organizaciones reproduzcan miles y miles de hojas volantes para que el conjunto del pueblo conozca los verdaderos fines de las reformas y no se deje engañar por las mentiras de los gremios económicos, los ministros y los medios de comunicación. Los megáfonos, las hojas volantes y las redes sociales son los instrumentos de los cuales debemos valernos para contrarrestar la avalancha de mentiras.
  • A que lleguemos a todos los paraderos de transporte público y entradas de fábricas y sitios de trabajo con nuestro mensaje de lucha. Si la gente no está enterada no reaccionará. Hay que salir de la oficina sindical a explicar sin descanso a todo el pueblo lo que está en juego.
  • A los partidos y dirigentes políticos que dicen defender los intereses del pueblo a que incorporen en sus plataformas y en su agitación la meta de acabar con las AFP y las EPS, entidades que parasitan de los dineros que los asalariados aportan para obtener pensiones y salud.

Proponemos:

  • A las centrales obreras que convoquen a la mayor brevedad el comando nacional unitario ampliado para que cite un encuentro nacional sindical y popular que prepare el gran paro nacional contra las reformas regresivas de pensiones, de salud y de contratación laboral. Los asistentes a este segundo encuentro manifestamos categóricamente que estamos listos para participar en estas jornadas. Corresponde a las Centrales obreras una responsabilidad mayor en esta lucha.
  • Que las consignas sean: ¡¡¡No más EPS!!! ¡¡¡No más AFP!!! ¡¡¡Todos los trabajadores a Colpensiones!!!¡¡¡No más reformas lesivas al contrato laboral ni a los salarios!! ¡¡¡No a la circular 049!!!


Segundo Encuentro Nacional Contra las Reformas Pensional, Laboral y de Salud

Bogotá, 1 de septiembre de 2019




Descague el llamamiento en formato PDF