huelga hambre U C 1 thumbLos estudiantes de la Universidad de Cundinamarca adelantan desde el 10 de septiembre una huelga de hambre para que sean atendidos sus reclamos, pues denuncian que la entidad se encuentra en un estado "tan crítico que amenaza con su misma existencia". Como parte de la política oficial de reducir el presupuesto para la educación superior, en el centro de enseñanza se han elevado las matrículas que alcanzan montos hasta de dos salarios mínimos, lo cual “priva a los jóvenes de la región de poder ingresar y sostenerse en el claustro universitario”. Los estudiantes han planteado un pliego de exigencias que se resume en: una revisión de las matrículas que apunte a la gratuidad de la educación; rechazan la reducción en el tiempo del semestre y piden que este sea de 19 semanas para permitir un verdadero "proceso académico"; exigen docentes de planta con mejores condiciones laborales y suficientes para garantizar la investigación, la extensión y la calidad educativa universitaria; piden que las pasantías sean de calidad; abogan por que se elimine la nómina paralela en la institución, y reclaman que se explique por qué no se cuenta con programas acreditados y de calidad. Finalmente, urgen a que se apliquen los correctivos necesarios y a que los responsables de la situación por la que atraviesa la Universidad de Cundinamarca respondan por el mal que han hecho.

Notas Obreras reproduce aquí dos comunicados que los estudiantes hicieron llegar a nuestro correo.

Comunicado de estudiantes en HUELGA DE HAMBRE de la Universidad de Cundinamarca, Sede Fusagasugá
La Universidad de Cundinamarca en HUELGA DE HAMBRE