altos precios,

  • Las trapisondas de la oligarquía azucarera y de un célebre senador de la oposición

    La multa a los ingenios la pagamos todos los colombianos

    En la edición del sábado 28 de mayo, el diario El País, de Cali, publicó una noticia titulada Preocupación por alza en precio del azúcar este año. La nota registra que: “En menos de cinco meses el granulado ha subido, en promedio, 45%, un alza que no solo ha sorprendido a las amas de casa, sino a los comerciantes de alimentos  que utilizan el azúcar como materia prima para la elaboración de pasteles, tortas y pan.” También reseña las declaraciones de Carlos Useche, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Industriales de la Panadería y Alimentos Complementarios, Anipan, quien señala cómo el alza del precio de este insumo de producción nacional ha sobrepasado incluso el de otros que, por ser comprados en el exterior, cargan con la fuerte devaluación del peso: “La harina de trigo y la margarina, que las importa el país, han reportado alzas de entre el 20% y el 30% como consecuencia del alza del dólar, pero no se compara con lo que está pasando con el azúcar. Hoy estamos comprando el bulto de 50 kilos a $140.000, cuando  a finales del año pasado no pasaba de $90.000, lo que muestra un alza superior al  55%. No nos parece coherente esos incrementos tan bruscos (sic)”. Al final, el periódico cita la amañada respuesta de Asocaña, el gremio de los magnates del dulce, que le achaca la escandalosa alza al fenómeno del Niño y distorsiona aún más los hechos señalando que la irregularidad corresponde solo al mes de mayo, siendo que su ocurrencia se ha ventilado desde enero.