privatización

  • Conspiración peñalosista para rematar la ETB

     ¡La ETB no se vende!

    Enrique Peñalosa concluyó su primer periodo como alcalde de la Capital (1998-2000) con la frustración de no haber podido subastar la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, ETB.

    Con ese precedente, a nadie le extrañaron estas frases pronunciadas por él en su reciente posesión ante el Concejo Distrital: “No pensemos que tenemos una empresa de teléfonos, pensemos que tenemos mil millones de dólares, con los que se podrían construir una cantidad de colegios, vías cruciales para desembotellar a la ciudad, hospitales, parques, podemos hacer todo eso o comprar una empresa de teléfonos”, y agregó que cualquiera de las firmas del ramo que habían sido privatizadas en Europa “podrían comprar la empresa de teléfonos de Bogotá con la caja menor de un mes”.

  • La salud en Colombia: ¿un derecho o los derechos que se cargan?

    Por cuenta de la Constitución de 1991 y de la Ley 100 el sistema de salud en Colombia es una verdadera tragedia nacional, pues en el centro no está el derecho a la salud como se pregona, sino el cobro de derechos por parte de las EPS.

    Congestión en el servicio de urgencias en el Hospital Universitario del Valle. Foto El País

    Según afirman sus panegiristas, la Constitución de 1991 —cuyos 25 años se celebran en medio de exaltados discursos y disertaciones de contraevidente verbosidad— colmó a los colombianos de toda clase de derechos. Uno de tales, y entre los de mayor importancia por su propia naturaleza, fue el de la salud. 

  • Racionamiento eléctrico o bancarrota de la privatización

    Apagón

    El costo económico anual de un racionamiento de energía en Colombia oscila entre 1.000 y 1.600 millones de dólares, (...) Pero además de El Niño, que aparece cada siete u ocho años causando intensas sequías, en el sector eléctrico, los errores de planeación también se repiten cíclicamente (…) Parece ser una conclusión generalizada. El sector eléctrico ha sido una víctima de la mala administración, de los errores e imprevisiones de los gobiernos de turno (…) Cuando estalló la crisis del sistema eléctrico, el Gobierno fue enfático en afirmar que el problema era un resultado exclusivo del clima: un verano intenso que tiene los embalses sin el agua suficiente para generar la energía necesaria (...) Por qué un ahorro obligado si hasta hace muy poco tiempo los expertos aseguraban que Colombia tenía un sector (…) que podría abastecer la demanda (…) Qué problemas existen en el sistema de generación en térmicas? En qué quedaron los planes de expansión? (...) Un estudio contratado por Interconexión Eléctrica S.A. (ISA) (…) reveló que (…) sería necesario racionar el consumo de energía en 5.1 por ciento de la demanda total (...).