3 diciembre, 2022
Notas Obreras

PUBLICACIÓN MARXISTA EN LA RED

Política nacional

Obama y la metamorfosis kafkiana de la izquierda polista

Por Alfonso Hernández

El pasado 31 octubre, el ex candidato presidencial del Polo Democrático Carlos Gaviria Díaz publicó en el diario El Tiempo una columna titulada Obama y Kafka, en la que comenta el hecho de que al presidente de los Estados Unidos se le haya otorgado el Nobel de Paz, lo que provocó burla y sorpresa, pues el mismo Obama reconoció que no ha llevado a cabo nada para merecerlo. No le falta razón: desde que asumió el mando se ha dedicado a recrudecer el ataque a Afganistán, mantener la agresión al pueblo de Irak, devastar Pakistán y pisotear América Latina, entre otras andanzas belicosas. No obstante, el ex magistrado encuentra sapiencia en el despropósito y diserta que los jurados de Oslo “han invertido, con prudencia y tino, el orden del proceso causal: asignarle el premio para comprometerlo con efectivas políticas de paz que lo justifiquen”. Todo un descubrimiento para convertir a los genocidas en abnegados benefactores de la humanidad. Lástima que a Hitler no se le hubiera concedido una presea; el siglo XX se hubiera evitado muchos horrores.

Palo en el Polo

Palo en el Polo

Por Alfonso Hernández

Al parecer, los resultados de la pasada consulta electoral dieron comienzo a una crisis en el seno del Polo Democrático Alternativo; sin importar cuál sea el desenlace de dicha reyerta, vale la pena hacer algunos comentarios acerca la conducta que exhibe ese partido.

Agro ingreso seguro para los oligarcas

Por Alfonso Hernández

La revista Cambio destapó la olla más apestosa del gobierno de Uribe, hasta ahora. Se trata de la desvergonzada entrega de cuantiosos subsidios a grandes terratenientes amigos de la pandilla gobernante, que utilizó los dineros del programa Agro Ingreso Seguro para cometer la iniquidad. El semanario señala que, en total, la familia Dávila, una de las más ricas e influyentes de Santa Marta, recibió en el último año más de 2.200 millones de pesos para “riego y drenaje”, en Algarrobo, Magdalena. Los Vives Lacouture, algunos de cuyos miembros han desempeñado cargos públicos y de elección popular, han obtenido subsidios por más de 5.000. De esta familia hay que mencionar a Luis Eduardo, elegido congresista para el periodo 2006-2010, condenado en 2008 en el proceso de la parapolítica, y quien goza hoy de una espléndida libertad condicional, gracias en gran parte a la largueza del régimen, que procura retribuir y proteger por todos los medios a los parlamentarios que fueron socios de las agrupaciones armadas de derecha. Los Lacouture Dangond y Lacouture Pinedo apañaron 5.235 millones, 2,829 millones, en 2007 y 2.406 millones, en 2008. Entre ellos figura la funcionaria María Claudia Lacouture, quien preside el programa Colombia es Pasión. En cabeza de los Vives Pinedo, socios de los Lacouture en empresas como FMP & compañía, figuran sumas por cerca de 1.000 millones, en el año 2007. Los Dávila Abondano, dueños del grupo Daabon, comercializador de productos orgánicos y quienes registran ingresos de 120 millones de dólares al año en Colombia, recibieron 463 millones, en 2008 y 440 millones que le serán desembolsados en los próximos días. La irrigación monetaria abarcó también a los potentados del Valle del Cauca, María Mercedes Sardi de Holguín, prima del ex ministro del Interior Carlos Holguín Sardi, fue obsequiada con 200 millones, y, en Santander al abogado Danny Alirio Villamizar, hijo del senador Alirio Villamizar-autor de la iniciativa que dio vida jurídica a tales subsidios, y actualmente detenido por el escándalo de las notarías-Agro Ingreso Seguro le regaló 496 millones el año pasado.

Mayor impudicia en pos de la nueva reelección

Por Alfonso Hernández

Al parecer el apetito reeleccionista de Uribe vuelve a imponerse. Para ello le ha sido necesario franquear las arcas del Estado, quebrar la legislación atinente a muy diversas materias y traspasar los linderos mismos del código penal. Basta ver cómo, aún después de descubiertas las operaciones de espionaje cometidas por el DAS se repiten, en mayor escala y de manera más tecnificada, dando muestra de qué tanto desprecia el gobernante las investigaciones y hasta dónde está dispuesto a desafiar toda norma para satisfacer sus descontroladas ambiciones.

Ahora vienen por la tierra de los granjeros e indígenas

Por Graciela Peña

Cuando se enarboló la consigna de la tierra es para el que la trabaja  y se llamó a “desalambrar” se pensaba en hacer justicia con  aquellos que con el sudor de su frente y la fuerza de sus manos  arrancan el alimento, pero son esclavos del propietario de la tierra. Hoy, a esa situación se suma otro despojo, pues grandes compañías multinacionales y gobiernos que quieren convertir su “inseguridad alimentaria” en jugoso negocio, están llegando, cual buitres, a  comprar o arrendar tierras fértiles cerca de suministros de agua, en las zonas más pobres del planeta, para producir sus alimentos a bajo costo.

¿Cuestión de familia?

En una muestra más de la miopía de la clase política colombiana, el senador Héctor Helí Rojas, precandidato presidencial por el Partido Liberal, publicó el pasado 17 de julio una columna en el periódico El Tiempo, titulada “Crear el Ministerio de la Familia”.

La indignidad de la gira “muda”

Por Alejandro Torres

Según reportes de prensa, Marco Aurelio García, el principal asesor internacional del presidente brasilero, Luiz Inacio Lula Da Silva, señaló, el pasado 4 de agosto, que en la reunión que sostuvieran el ministro de Defensa, Nelson Jobim, y el Consejero de Seguridad Nacional estadounidense, general retirado, Jim Jones, Brasil afirmó que “las bases extranjeras en la región aparecen como un resquicio de guerra fría” y no ayudan a la distensión[i]. Los sucesos de estos días lo que ponen de relieve es que el hemisferio está calentándose aceleradamente a causa de la rediviva política agresiva del imperialismo yanqui, fruto, precisamente, de su salida airoso de ése conflicto, que copara buena parte del siglo pasado.

No se puede ser más genuflexo

Como si de suyo no fuese ya suficiente la deshonrosa decisión de instalar siete bases estadounidenses en territorio colombiano, con “sorpresa” e indignación observamos esta semana la noticia de que el burgomaestre del municipio de Tuluá, en el departamento del Valle del Cauca, Rafael Eduardo Palau, ofrece el Aeropuerto Regional Farfán de esa localidad, para que una de las bases y parte del contingente de soldados norteamericanos se apuesten en este lugar. Esto lo pretende llevar a cabo mediante misivas dirigidas tanto a la embajada de los Estados Unidos como al gobierno colombiano.

¡Están alborotados!

Por Ludwig Niccolò Romanovich

Por estos días, y como en cada jornada de reclutamiento que año tras año se realiza, se ha visto frecuentemente cómo soldados del Ejercito Nacional vienen asediando a ciertos jóvenes en puentes peatonales, centros comerciales, dentro y fuera de los portales de Transmilenio, haciendo “batidas” en billares y buses de servicio público, en el Centro de la capital, “citándolos” a los diferentes coliseos y, en general, en todo lugar en donde se presenten grandes aglomeraciones de personas, con el fin de que unos cuantos de ellos “definan su situación militar” y “presten un servicio a la Patria”; esa misma que les ha negado educación, trabajo y oportunidades dignas de existencia.

Corrupción: política de gobierno en Colombia

Por: Arturo Stevenson

En un reciente informe de la ONG Transparencia por Colombia, organización patrocinada por empresas privadas, nacionales y extranjeras, se evalúan la meritocracia, la transparencia y la institucionalidad de 158 entidades del Estado colombiano.

En esta medición, sin entrar a juzgar sus intereses, su metodología investigativa ni la objetividad de los resultados obtenidos, se evidencia que sobre estas variables las instituciones y empresas públicas colombianas, están en mayor o menor grado impregnadas por la corrupción; los resultados del estudio son desastrosos para el gobierno, ya que en un 56 (por ciento) las entidades evaluadas no toman acciones que mitiguen o prevengan este fenómeno, razón por la cual dejan abierta la puerta para la ratería de quienes las dirigen. Se establece que la valoración se pasó “raspando”, sin embargo, aceptar esta conclusión, sería avalar que miles de millones de pesos del erario, sean sustraídos por estos pícaros.