30 septiembre, 2022
Notas Obreras

PUBLICACIÓN MARXISTA EN LA RED

Movimiento Obrero Colombiano

Uribe maquina otra masacre laboral

Por Francisco Cabrera
Los trabajadores siguen recibiendo un golpe tras otro. Después de un sigiloso trámite en el Congreso, y con la taimada complicidad de las centrales obreras que redujeron sus acciones al lobby y a la concertación, Uribe Vélez se alista a sancionar la Ley que regula la carrera administrativa, con la cual se les arrebata toda estabilidad a 300 mil empleados estatales. Además, allí se consagran en el sector público el trabajo temporal y la jornada de medio tiempo que reinan hace rato en el privado.

Respaldemos la justa huelga de los trabajadores petroleros

Editorial

A las 9:40 de la mañana de hoy en Barrancabermeja, Gabriel Alvis, presidente de la Unión Sindical Obrera, USO, declaró que a partir de ese momento se iniciaba la huelga indefinida en Ecopetrol. Simultáneamente la USO expidió un Llamamiento a los Colombianos en el cual condensa las razones del movimiento e invoca la solidaridad del pueblo colombiano, de los sectores progresistas y del sindicalismo nacional e internacional.

Sobre el acuerdo en Ecopetrol

El pasado 26 de mayo, con la firma del acuerdo entre el gobierno y la Unión Sindical Obrera, USO, se dio fin no sólo a la huelga, iniciada el 22 de abril, sino a un conflicto que se prolongó por 18 meses, desde cuando el sindicato presentó su pliego de peticiones y la empresa un contrapliego orientado a arrasar la convención colectiva de trabajo y ese fortín histórico del sindicalismo colombiano, medida insoslayable para que el gobierno de Uribe Vélez entregara la ingente riqueza nacional de hidrocarburos al saqueo, sin tasa ni medida, de los monopolios imperialistas.

Fecode señaló el camino

Por Alejandro Torres[*]

El episodio de la reforma constitucional mediante la cual se redujeron las transferencias de recursos de los ingresos corrientes de la nación a los departamentos y municipios, destinados a los gastos de salud y educación, dividió el país en dos bandos claramente definidos: de un lado, el pueblo que rechazaba la abrupta merma de los ya insuficientes fondos, y del otro, la cúspide oligárquica empecinada en «honrar», sin más dilaciones, su «pacto» de diciembre de 1999 con el Fondo Monetario Internacional.

“La casa está barata, este es el momento para entrar”

Por Alejandro Torres
En el simposio sobre contratación y regulación petrolera, efectuado entre el 26 y el 28 de noviembre del año pasado en Cartagena, al cual asistieron representantes de 40 compañías de más de diez países, y en el que todos a una exigieron “definir un nuevo esquema de contratación, sencillo y flexible, en reemplazo del contrato de asociación vigente en Colombia”, Álvaro Uribe se comprometió a apurar, apurar y apurar para hacerle frente a la llamada emergencia petrolera que vive el país por la caída en la producción del crudo (entre 1999 y 2002, principalmente como consecuencia de la política deliberada de minar a Ecopetrol, la extracción disminuyó en más de 300 mil barriles diarios, un 29%). El mandatario remarcó ante los ávidos huéspedes: “Yo quiero decirles a ustedes que el gobierno tiene todo el interés en avanzar para cumplir metas, pero ambiciosas de verdad, que nos saquen de este temor del túnel por falta de petróleo y sus derivados. Estamos dispuestos a firmar con ustedes los contratos que prorroguen las asociaciones vigentes a fin de extender en el tiempo la producción de esos pozos”. Luego, y alentados por las declaraciones de su superior, una cáfila de funcionarios del área instaron a los visitantes a no perder tiempo en el aprovechamiento de nuestro recurso, ya que si no lo hacían tendríamos que “dejarlo enterrado para siempre”.

En la ruta de la claudicación

Por Alejandro Torres Bustamante
Don Carlos Arturo Rodríguez Díaz, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, está dando muestras de ser un hombre muy activo, tanto, que el 1º de enero madrugó a poner en circulación un documento: Sindicalismo y gobiernos progresistas. El propósito principal del tempranero artículo consistió en llamar a las agremiaciones de los trabajadores a acompañar las “políticas democráticas de amplio contenido social” de mandatarios seccionales como el alcalde de Bogotá, Luis Eduardo Garzón y el gobernador del Valle del Cauca, Angelino Garzón.

¡A preparar resueltamente el Paro Nacional Indefinido!

Por Francisco Cabrera*

El gobierno de Uribe Vélez le ha puesto un cuchillo en la garganta al magisterio colombiano al revivir, mediante proyecto de ley, la eliminación de los regímenes especiales de pensiones, que había sido derrotada en el referendo, y al disponer que maestros y directivos puedan ser trasladados o removidos a discreción de acuerdo con “las necesidades del servicio”, según lo estableció el artículo 38 de la Ley 715, aplicado a través de las directivas ministeriales 020 de 2003 y 03 de 2004. La pandilla de tecnócratas del uribismo también le anunció al país que hará una reforma para recortar nuevamente las transferencias para salud y educación. El profesorado está abocado a una pelea decisiva: debe superar todas las dificultades para levantarse y librar la batalla sin la cual no será posible echar abajo las pretensiones oficiales. El Paro Nacional Indefinido aprobado por unanimidad en la Junta Nacional de Fecode del 2 de marzo es la decisión que corresponde a las circunstancias. Ahora, la cuestión es cómo se va a pasar de las palabras a los hechos. Los docentes están obligados a asimilar la experiencia de los últimos años, no sólo de sus propias filas, sino del conjunto del movimiento obrero, si no quieren sufrir otro fracaso y quedar sumidos en la postración.