Yo también voté en blanco

El comité de maestros de base, al igual que miles de maestros también llamó a votar en BLANCO en las elecciones sindicales del 7 de junio. Hastiados por los acuerdos entre el Gobierno y las centrales obreras, las federaciones de trabajadores estatales, entre ellas la FECODE decidimos protestar. Estos acuerdos, en donde se evidencia de manera grotesca el comportamiento patronal de estos dirigentes fueron la gota que rebosó la copa, pues no se solucionó el problema de salud, ni el de los docentes amenazados, ni lo de la jornada laboral (porque al contrario, con esta negociación se incrementó) y el aumento salarial acordado por las centrales y la FECODE es uno de los más bajo, incluso, es menor que los aumentos decretados unilateralmente por el Gobierno en los últimos 10 años. Las sucesivas derrotas, las perdidas continuas de conquistas han creado en el magisterio una natural desconfianza hacia sus dirigentes. A un sector del magisterio, el más nuevo, se le impuso la ley 100 con el visto bueno de los dirigentes; esa misma dirigencia sindical acordó con el Gobierno la privatización de la salud del magisterio con la ley 91 de 1989 y en el 2011 aceptó el despido de 120.000 docentes provisionales en el país, solo para mencionar algunos ejemplos. 

Descargue el documento completo en formato PDF

Comentarios

Sé el primero en comentar este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.